POLITICAS


NAVIDAD SIN PRESOS

Liberación de presos: Entre el 25 de mayo de 1973 y el 28 de noviembre de 2019 hay demasiadas diferencias



Fecha: 26/11/2019   12:36

El 25 de mayo de 1973, el día de la asunción de Cámpora como Presidente de la Nación fueron liberados los presos políticos por la presión en las puertas de las cárceles; el próximo 28 de noviembre se llama a una concentración para liberar presos por actos de corrupción




 

 

 

Varios referentes del kirchnerismo que se encuentran arrestados por diferentes causas de corrupción convocaron a una marcha para reclamar por su liberación. En esta ocasión, la movilización se va a llevar a cabo el próximo jueves 28 de noviembre a los tribunales federales de Comodoro Py, ubicados en el barrio porteño de Retiro. Algunos de los organizadores son el ex vicepresidente Amado Boudou; la dirigente de la Tupac Amaru, Milagro Sala; el ex ministro de Planificación, Julio De Vido; el líder piquetero, Luis D’Elía; y el ex subsecretario de Coordinación del ministerio de Planificación, Roberto Baratta. Todos ellos difundieron mensajes de audio o videos bajo la consigna “Navidad sin presos políticos” para pedir a la población que marchen junto a sus familiares.

En un audio al que accedió PERFIL, Boudou agradeció a la Asamblea permanente por los DD.HH., la Liga de los derechos del hombre y el Foro por la Libertad de los presos políticos por “el compromiso y solidaridad que han tenido con todas y todos los presos políticos que existen en la República Argentina”. “Tenemos que terminar con la arbitrariedad y la ilegalidad de las detenciones y de las condenas que hemos sufrido en todo este tiempo. No es un problema de cada uno de nosotros, es un problema colectivo. No puede haber una patria con ese estado de acoso (...). Desde Ezeiza, fuerte y en paz, Amado”, expresó el ex vice de Cristina Fernández de Kirchner.

En su campaña electoral, Cámpora había prometido liberarlos a todos, pero no pudieron esperar dos días

La liberación de los presos políticos durante la Dictadura de Onganía (1966/1973), se concretó el 25 de mayo de 1973, día de la asunción de Héctor J. Cámpora como Presidente de la Nación. El ERP había tomado en forma literal la promesa del candidato del FREJULI, Héctor Cámpora. "Ni un solo día de gobierno popular con presos políticos".

Esa misma mañana, ante la Asamblea Legislativa, Cámpora había entregado un proyecto de Ley de Amnistía para que lo debatiera el Congreso. Los diputados se habían comprometido a iniciar el debate y darle un tratamiento exprés a partir del día siguiente.

Desde el miércoles 23 a la madrugada los presos políticos, hombres y mujeres del ERP, Montoneros, FAR, FAL, militantes estudiantiles, dirigentes obreros, habían tomado los pabellones de la Cárcel de Devoto. Eran 135 hombres y 87 mujeres. Circulaban por el hall, moviéndose entre el segundo y el quinto piso. Las celdas estaban abiertas. El día 24, las visitas les habían ingresado telas, una cámara de fotos, un grabador, radios y un megáfono para que se comunicaran con la movilización, prevista para el 25 de mayo.

Ese día, al atardecer, en la oficina de Díaz, una radio informaba que una multitud caminaba con antorchas hacia Devoto para presionar por la liberación de los presos.

Al prefecto Díaz, a cargo de la dirección del instituto penal, le preocupaba que los presos comunes, que permanecían encerrados en sus pabellones, se amotinaran y aprovecharan el descontrol para salir de la cárcel. Eran más de tres mil. Ya habían roto algunas rejas de acceso y habían incendiado colchones. Algunos guardias cárceles dejaron sus uniformes y se vistieron de civil, por prevención.

Díaz estaba acompañado por seis o siete hombres de su playa mayor y un grupo de diputados que habían jurado ese mismo día. Se habían acercado al penal con la voluntad de asegurar la vida de los detenidos políticos. Estaban Rodolfo Díaz Vittar, Héctor Sandler Julio Mera Figueroa, Roberto Vidaña, entre tantos otros.

"El ERP presionaba a un gobierno que acababa de asumir. Querían aparecer arrancándole el indulto al nuevo gobierno. Había un conflicto de intereses claro entre un gobierno que quería ser protagonista de una etapa –FREJULI- y ellos –ERP-, que querían hacernos parecer un gobierno burgués, y que la libertad la conseguían ellos. Querían marcar esa diferencia. Montoneros fue arrastrado por el ERP , afirmó el entonces ministro del Interior, Esteban Righi, cuarenta y cinco años después de los hechos.

Pero mientras el ministro del Interior empezaba a trabajar con su equipo en el despacho de la Casa Rosada para la elaboración del indulto, llegó al penal de Villa Devoto Juan Manuel Abal Medina, secretario general del Movimiento Justicialista, que no tenía funciones de Gobierno. Había sido llamado por su secretario, el diputado Julio Mera Figueroa, que estaba en la oficina del prefecto Díaz analizando qué hacer.

"Me llamó Julio y me dijo que estaban golpeando las puertas y no se sabían si las iban a tirar. Decidí ir a Devoto. No tenía ninguna instrucción. En esa época era todo de hecho. Fui en auto, con mi custodia policial, entré por el portón. Adentro era un despelote. Los guardias cárceles estaban muy asustados. Los presos comunes, los más pesados, habían logrado abrir la primera puerta y estaban sobre el pasillo. Salí a una pasarela para hablar con la multitud, dije que se estaba avanzando en los aspectos legales, conforme a la ley. Y la gente gritaba cada vez más. Había una presencia muy importante del ERP, que apretaba para la libertad inmediata. Hablé con el director y acordé un acta que decía algo así como que «bajo la responsabilidad de los diputados presentes, que manifiestan que todos los sectores van a coincidir en la amnistía, para evitar un hecho mayor, los presos salgan en libertad", recordó Abal Medina.

En otros penales del país sucedían hechos similares: en Córdoba, Tucumán, La Plata, Resistencia y Rawson se liberarían cerca de 400 detenidos, por lo general custodiados por manifestantes que habían cercado las prisiones.

Los presos K de hoy no tienen ningún derecho a querer asimilarse a aquellos luchadores contra la dictadura. Fundamentalmente porque desde 1983 vivimos en democracia y por mas defectos que tenga Macri no es Ongania. Pero, como siempre han utilizados esas luchas en su “relato seudo revolucionario”, lo dejan entrever, no ya para abrir las puertas de las cárceles sino para intimidar a jueces o forzar una ley de amnistía o un indulto presidencial.



Fuente: (periscopio)


TAGS:::










Revista Periscopio
E-mail:contacto@periscopio.online
Concordia - Entre Ríos
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

revistaperiscopio.com | Facebook Facebook revistaperiscopio.com | Twitter Twitter revistaperiscopio.com | Google Plus Google Plus
Copyright ©2019 todos los derechos reservados