POLITICAS


NUEVAMENTE LA OPCION ENTRE CRISTINA Y MACRI

Bordet debe optar entre ir con Cristina o presentar una boleta corta de legisladores nacionales



Fecha: 12/06/2019   11:41

Luego de su alianza con el kirchnerismo para ganar las elecciones adelantadas provinciales y naufragada su propuesta de unir al peronismo nacional, ahora debe decidir quiénes van en la lista y con cuál candidato a presidente pegan




 

La sorpresiva aparición de Pichetto en la formula con Macri, ha pateado el tablero electoral en la Argentina. Se lo explica por varias razones y su impacto político es indudable, que ya se lo visualiza al sacarle ese contenido a las variables –riesgo país, dólar, bolsa, cotización de los bonos- reaccionando los mercados en forma positiva.

La movida del kirchnerismo del 14 de mayo, que este medio lo escenificó en la nota: COPARON EL PJ, LA CGT VA AL PARO, LA CORTE APLAZA EL JUICIO ORAL A CRISTINA Y LE PIDEN AL PAPA QUE SANTIFIQUE A EVITA, a tan solo 48 horas del contundente triunfo de Juan Schiaretti en Córdoba, disparó las decisiones en las diferentes carpas políticas argentinas.

El día 28 de mayo se reunieron los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti; de Salta, Juan Manuel Urtubey; el senador Miguel Pichetto y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, descartaron la posibilidad de definir la candidatura presidencial por consenso, como reclamaba Roberto Lavagna y si en cambio invitarlo a participar de las PASO de Alternativa Federal para las próximas elecciones presidenciales, a la vez que reafirmaban su vocación de conformar un frente democrático que supere la grieta.

Pero algo se debe haber hablado que no trascendió a la prensa. Schiaretti se fue de vacaciones y Massa comenzó un raid mediático y de reuniones diversas.

Está claro que la metodología de Cristina es producir efectos mediáticos que la sostengan en la palestra política y minimicen su presencia sentada en Comodoro Py, escuchando su acusación por corrupción. A la promocionada presentación de su libro le agregó el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández, ahora escondiendo el apellido Kirchner que tanto usufructuó durante años.

Por el lado de Cambiemos se concluyó, había que decidir algunas cuestiones con sus socios y a la vez producir un impacto superior a los mediáticos anuncios de Cristina.

Desde el radicalismo, era sabido, se reclamaba ampliar la base política de sustentación de Cambiemos a la vez de dar un mensaje de nuevos aires en la visión de la gestión gubernamental, que la irrupción de Lavagna tratando de armar un frente “progresista” era mirado con simpatía por algunos sectores del centenario parido de Alem e Yrigoyen.

Durante días la opinión publicada se detuvo en analizar los candidatos del radicalismo para acompañar a Macri, hasta quince nombres se barajaron, mientras en realidad lo que se discutía era la propuesta de fondo de la UCR: como ampliar la base política de Cambiemos.

La famosa grieta, propalada insistentemente por los medios de comunicación, concluían, se superaba por la formación de una tercera fuerza, nunca analizaron que también se podía dejar atrás, si alguno de los términos de la misma sumaba otros actores políticos no afines, dando una muestra de amplitud, aunque ello significara dejar atrás el “purismo”.

La elección de Cambiemos de sumar a un reconocido peronista como Miguel Pichetto, no solo tiende al objetivo de ampliar la base política, propuesto por los radicales, sino que directamente apunta al cúmulo de indecisos que las encuestas publicitadas no dan cuenta, pero que se estima rondan el 25% de los votantes, que verían ahora un voto útil para ganar y no una posibilidad lejana con una tercera fuerza.

Pero también hay otra faceta del análisis, y es el proceso electoral anticipado de los gobernadores peronistas.

Sin duda que esa resolución fue tomada por el estricto beneficio político personal, de asegurar la reelección.

La pregunta que queda flotando es: porque no quisieron hacerla en forma conjunta con las elecciones nacionales.

La respuesta tiene dos aristas:

  • Porque no querían enfrenarlo a Macri.
  • Porque no querían pegarse con Cristina.

 

Las dos fueron superadas con el adelantamiento de las elecciones provinciales, pero que ahora se les vuelve a plantear, aunque por supuesto ya asegurada su continuidad en los gobiernos provinciales, en el sentido con cuál candidato a presidente pegarán los candidatos a legisladores nacionales y a qué sector peronista representarán.

El caso de Bordet es problemático, luego de haber posado para la foto, en la mismísima Casa de Entre Ríos, con los gobernadores de Alternativa Federal, alió con el kirchnerismo de Entre Ríos –Urribarri, Solanas, etc.), que es indudable presionarán para integrar la lista e ir con la fórmula de Cristina, a la par que luego de su triunfo el gobernador declaraba, "en Entre Ríos hemos construido un gran frente, entendemos que esa construcción de consensos debe darse en el ámbito nacional”.

Esa “unidad del peronismo nacional” propuesta por Bordet, hasta hoy, deja afuera a los sectores no kirchneristas y estos están al borde de no presentar lista en las próximas elecciones.

Hay indicios que Schiaretti se inclinaría por presentar una “boleta corta”, es decir candidatos a legisladores nacionales sin presidente y vice.

Qué, decisión tomará en Bordet, romperá su alianza con Urribarri y presentará también un “boleta corta” o dejará el doble discurso afianzando su integración con el kirchnerismo, obligando a todos los peronistas entrerrianos a optar por Fernández-Cristina o Macri-Pichetto.

En uno u otro caso, naufraga su propuesta de un peronismo unido.



Fuente: (periscopio)








SEGUI LEYENDO




Revista Periscopio
E-mail:contacto@periscopio.online
Concordia - Entre Ríos
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

revistaperiscopio.com | Facebook Facebook revistaperiscopio.com | Twitter Twitter revistaperiscopio.com | Google Plus Google Plus
Copyright ©2019 todos los derechos reservados